Image
Cada día son más las personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte, ya sea para desplazarse hasta su trabajo o para realizar otro tipo de actividades como compras, visitar a la familia o amigos u otro tipo de recados. Tanto si circulamos por carretera o por ciudad, hay que cumplir una serie de normas que podrán ahorrarnos multas y más de un susto. ¿Conoces bien la normativa? ¿Tienes claros los accesorios que debes llevar en tu bicicleta para cumplirla?. Te contamos los detalles más importantes a continuación.
Image
Respetar las señales de circulación.
Para la DGT las bicicletas son consideradas como vehículos, por tanto las personas que las conducen tienen que respetar las señalizaciones de la vía: Señales verticales, horizontales, semáforos, indicaciones de un agente de tráfico… Hay que cumplir todas tanto si circulamos por carretera como por ciudad.
Por ejemplo, saltarse un semáforo en rojo no está permitido y puede acarrear una multa de 200€, además de hacernos responsables de los posibles daños causados a terceros.
Señalizar las maniobras.
Es un gesto sencillo que puede salvarte de muchos sustos. Las bicicletas no cuentan con dispositivos de iluminación que permitan señalizar nuestras maniobras a conductores que circulen detrás de nosotros. Es por esto que debemos señalizar todos nuestros giros, anticipándonos a la maniobra y una vez nos hayamos cerciorado que podemos realizarla con seguridad. 
Normalmente haremos esta señalización con el brazo izquierdo, en horizontal hacia la izquierda cuando vayamos a realizar un giro a la izquierda, y levantado 90 grados hacia arriba cuando queramos girar a la derecha. Si vamos a reducir nuestra marcha o parar, podemos estirar el brazo horizontalmente y moverlo arriba y abajo.
Image
Circular por el carril bici cuando sea posible.
Siempre que exista un carril destinado a este uso, los ciclistas tienen que circular por él (y respetar las señales que este indique). En muchos de los casos estos carriles no se ramifican por todas las calles y avenidas de la ciudad, por lo que deberemos usar la calzada para realizar nuestros desplazamientos. Circular por la acera está prohibido, con algunas excepciones, como es la acera-bici, la cual estará indicada para permitir nuestra circulación en esta parte de la vía compartida con los viandantes. Circular por la acera tiene sanciones mínimas de 60 euros, aunque las consecuencias de un atropello en esta parte de la vía puede verse multiplicada sustancialmente según los daños causados.
Usar el arcén en vías interurbanas.
Cuando circulemos por este tipo de vías debemos utilizar el arcén derecho de la calzada cuando este sea suficiente, si no lo fuese, usando la parte imprescindible de carril. En algunos casos tendremos que realizar adelantamientos, para ello tenemos que mantener una separación lateral de al menos 1,5 metros.
En las autopistas está prohibido circular con nuestra bicicleta, en cambio las autovías permiten usar el arcén a ciclistas mayores de 14 años si no existe indicación que diga lo contrario
Image
Equipación para ciclistas
El tema más importante es el casco. Atrabajarenbici recomienda su uso en cualquier caso. Es obligatorio para todos los menores de 16 años en cualquier tipo de vía. Para mayores de 16 años sólo es obligatorio en vías interurbanas, aunque hay algunas excepciones. Podremos no usarlo cuando las condiciones físicas de la vía por la que circulamos sean complejas, por ejemplo el ascensos pronunciados y prolongados. También podremos no usarlo en condiciones de extremo calor o si no podemos usarlo por razones médicas. No usar el casco en las situaciones descritas conlleva una multa de 200 euros.
La iluminación es necesaria para circular de noche, entre la puesta y salida del sol, pero también en túneles o pasos inferiores. Hay que utilizar una luz delantera (de color blanco) y otra posterior (de color rojo). Siempre debemos contar con catadióptricos que puedan reflejar la luz que emiten otros vehículos para ser más visibles. Normalmente los pedales de nuestras bicis ya incluyen este elemento. No cumplir con estas premisas puede traducirse en una infracción leve con multas de hasta 100€.
Es muy recomendable usar prendas reflectantes que permitan a los conductores de otros vehículos vernos con facilidad. Muchas de las prendas para ciclistas están disponibles en estos colores e incluyen bandas reflectantes para mejorar nuestra presencia en la carretera. En Atrabajarenbici estamos trabajando en una selección de accesorios y equipamientos tanto para nosotros como para nuestras bicicletas, pronto os daremos más detalles.
Image
Otras aclaraciones.
Una costumbre bastante habitual en una minoría de los ciclistas es el uso de auriculares mientras conducimos nuestra bicicleta, así como la utilización del teléfono móvil. Está totalmente prohibido ya que reduce la atención de aquello que sucede a nuestro alrededor, y además de aumentar gravemente las posibilidades de sufrir un accidente, podemos conseguir también una multa de 200€.
Por supuesto y como en todos los vehículos, está prohibido conducir una bicicleta bajos los efectos del alcohol o estupefacientes. En este caso se trata de una infracción muy grave que puede traducirse en una penalización económica de 1.000 euros.
Image

Esperamos que este artículo os haya servido para aclarar algunas de las claves para circular con nuestras bicicletas cumpliendo la normativa, lo primero para mantener la seguridad y evitar sufrir daños innecesarios, y lo segundo para evitar multas o sanciones. Usa todos los elementos posibles que ayuden a mejorar tu presencia entre automóviles y conduce con precaución, observar y adelantarse a los posibles movimientos del resto de conductores permite aumentar que nuestros desplazamientos se produzcan de una forma segura.